Los vehículos motorizados, pueden registrar en la inscripción de un vehículo, diversos actos jurídicos o hechos que alteran o modifican sus características o que afectan su dominio, tales como gravámenes, prohibiciones o alteraciones de características, a fin de que tengan valor legal frente a terceros.